¿Sabes por qué los gatos andan de noche?

Desde que era pequeño escuchaba viejas historias en donde los ancianos y ancianas explicaban los orígenes del por qué los gatos andan noche tras noche. Las razones que los hacían vagar entre los tejados, maullando y causando escalofríos a los pocos que los escuchan. Algunos decían que los gatos sirven a cosas malignas y durante las noches sirven de sus guías en esta dimensión, otros más no les toman importancia y dicen que sencillamente salen a cazar o a buscar pareja con quien aparearse. La verdad es que no son malignos y tampoco salen de noche solo por compañía. La realidad esta un poco mezclada entre lo real y la fantasía, y yo la descubrí hace poco.

Tengo una hija pequeña, de apenas 6 años que es amante de los animales, no tiene una razón para hacerlo más que su propia pureza. Por mi parte, yo nunca he tenido gatos y hace años que no estaba cerca de ellos, pero eso no fue impedimento para que la pequeña Natalia, mi hija, me rogara por tener uno. Jamás había visto un gato en persona, pero parecía necesitarlo con urgencia, a decir verdad para mí solo era uno de esos caprichos de la niñez, pero ¿Cómo decirle que no a esa sonrisa? Terminé aceptando solo con una condición; ella debía hacerse cargo por completo. Su gato, su responsabilidad.

Pasó el tiempo y ella cumplió su palabra, incluso parecía que el gato tenía mejor comida que yo. Debo admitir que también me encariñé con el animal, que era lindo y misterioso, su pelaje negro lo hacía enigmático, y la mirada entre cerrada y fija te desnudaba el espíritu. Podía hacerte temblar de nervios, si no estabas acostumbrado.

De entre todo lo raro que rodeaba al felino, había algo en especial, y era la manera en que se posicionaba en la puerta del cuarto de Natalia y se quedaba en guardia, miraba a la nada durante horas, sí, has leído bien, horas, no minutos. Me quedaba claro que protegía mi niña, pero ¿De qué? eso no lo sé.

Por la curiosidad que esto me despertó me propuse investigar. Encontré montones de sitios en Internet que daban puntos de vista personales, que más bien parecían cuentos inventados por aficionados al tema. Sin embargo, de entre todo encontré un artículo que explicaba que para los antiguos egipcios los gatos eran guardianes del límite de entre este mundo y el de los muertos, su tarea era resguardar que nadie de aquel mundo entrara a este. Y si eso pasaba, se quedaban al lado de la persona que amaban para evitar que recibiera algún daño. Sin duda me hizo sentir conmovido, pensar que hubiera alguien más que únicamente se dedica a proteger a mi hija. No importa que fuera un gato, para mí era un aliado para el mismo fin.

Solo hay algo que lamento en verdad, y es que… desde hace tiempo lo que más deseo es darle un abrazo a mi hija, pero después de ese accidente, el gato ya no me deja entrar a la casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s