Sabes lo que necesito.

Hay ocasiones en que el cielo se oscurece, la lluvia cae y el sol parece abandonarnos. Hay veces en que las piernas están tan cansadas de andar y andar sin llegar a ningún lado, que se adormecen y no se mueven más. Los brazos ya no soportan mantenerse elevados y los labios se secan por […]