DANZARINA.

Llegó el domingo, un día cualquiera, de una semana cualquiera, de un año cualquiera. No tenía nada de importante, aburrido por la mañana y con calor por la tarde. Las hojas secas caían de los árboles, muertas. La vida se les esfumó, se les escapó como se escapa un suspiro, como se va el viento […]